ir a portada

Basílica - Parroquia
Nuestra Señora de Atocha

Documento


V Domingo de Cuaresma

1 de Abril de 2022

 

“Jesús se incorporó y le preguntó: «Mujer, ¿dónde están tus acusadores?; ¿ninguno te ha condenado?».
Ella contestó:
«Ninguno, Señor».
Jesús dijo:
«Tampoco yo te condeno. Anda,
y en adelante no peques más» ”

 

SALMO RESPONSORIAL:

EL SEÑOR HA ESTADO GRANDE CON NOSOTROS Y ESTAMOS ALEGRES

 

Comentario a la Palabra

«Lo que salva es la mirada» decía Simone Weil. La mirada puede ser la clave desde donde nos acerquemos al evangelio de hoy. Jesús vino a liberarnos para amar como Dios ama.


El evangelio nos cuenta que Jesús regresa del monte de los Olivos. Sabemos que Jesús se retiraba al monte a estar con Dios en la intimidad.

 

Al amanecer Jesús va al templo y se encuentra con la gente y allí se sienta, actitud propia del maestro que enseña. Es entonces que le traen a una mujer sorprendida en adulterio para ponerlo a prueba. Los escribas y fariseos que la traen, miran a esa mujer con indiferencia, esa mirada la invisibiliza despojándola de su dignidad para cosificarla. En ese momento Jesús baja la mirada; Él no entra en esta dinámica. Guarda silencio y se pone a escribir en el suelo mientras los acusadores lo interpelan buscando ponerlo a prueba. Los silencios de Jesús son elocuentes porque dicen sin palabras. ¿Qué habrá escrito Jesús en el suelo?

 

Ante la insistencia Jesús se incorpora y mira a los acusadores. Es una mirada penetrante que entra hasta el corazón. Como la mirada al joven rico Jesús seguramente los amo y sintió tristeza. Les invita a mirar de una manera diferente: “El que esté sin pecado, que tire la primera piedra”. Nuevamente baja la mirada.

 

Cuando todos se han ido y solo queda la mujer, entonces Jesús la mira. La mirada de Jesús es creadora. La restituye a la existencia. Despierta lo más auténtico de ella. Saca a la luz lo bueno que hay en su corazón. Es una mirada sanadora que ofrece el perdón. Es una mirada que hace libre y permite a la mujer emprender un nuevo camino en la vida.

 

Como nos recordaba Pedro Fraile Yécora: «La mirada se educa como se educa el oído. Hay que aprender a mirar para que losacontecimientos, los paisajes humanos, no nos sean indiferentes, sino significativos. Hay que aprender a escuchar para que las tímidas llamadas de tantas personas alcancen nuestra atención y sepamos distinguir entre los gritos de ayuda y el ruido de la sociedad.» Tal vez sea oportuno en esta última semana de Cuaresma preguntarnos ¿Cuál es nuestra mirada hoy?

 

Fray Edgardo César Quintana OP

Casa Stmo. Cristo de la Victoria (Vigo)

www.dominicos.org/predicacion

 

————— oOo —————

 

Semana Santa: Que se nos note

QUE SE NOS NOTE que somos seguidores de que aquel que pasó por el mundo haciendo el bien y liberando del mal, aquel que se dio totalmente por amor. Que se nos note en nuestra forma de vivir, de tratar a los demás. Que se nos note en nuestra aportación personal a tantas causas importantes que hay a nuestro alrededor. Que se nos note en nuestro deseo de que todo hombre y mujer puedan ser iguales en dignidad, en posibilidades, en felicidad.

 

QUE SE NOS NOTE que Jesús es el único criterio de nuestras vidas, la única vida que da Vida. Que se nos note en nuestra relación personal con él en nuestra oración. Que se nos note en nuestras ganas de conocerlo más (en estos próximos días en que quizás tendremos más tiempo libre por las fiestas que vamos a celebrar, ¿por qué no dedicar parte de ese tiempo a leer un evangelio entero, por ejemplo el de Marcos?) Que se nos note en esta Semana Santa, las costumbres han cambiado, pero allí donde pasemos estos días participemos en las celebraciones de la muerte y resurrección del Señor. Hay tiempo para el descanso y también para participar en las celebraciones litúrgicas y religiosas, pongamos interés conociendo horarios y reservando tiempo.

 

QUE SE NOS NOTE que nuestra fe es fuente inagotable de alegría y felicidad, que creemos que el amor, que es Dios, es más fuerte que todo mal y toda tristeza. Que se nos note en nuestra celebración de la Pascua, esos cincuenta días de fiesta que empiezan con la Vigilia Pascual (las celebraciones de S. Santa no concluyen el Viernes Santo, su culmen es la Vigilia Pascual) y concluyen el día del Espíritu, el Domingo de Pentecostés. Que se nos note en nuestra relación fraterna, sincera, intensa, con los demás hermanos cristianos de la comunidad. Que se nos note en nuestra forma de presentar la fe: nunca como algo que se impone o que reclama derechos, siempre como una oferta libre, muy a la manera de Jesús.

 

————— oOo —————

Domingo de ramos

Jesús entra en Jerusalén, y nosotros lo aclamamos con nuestras palmas y ramos. Des- pués en la misa, recordamos ya la pasión que viviremos en los próximos días de Semana Santa, que iniciamos con este día. En medio de la vida y la historia humana, unidos a los que sufren en estos tiempos complicados y dolorosos y queriendo compartir los esfuer- zos nobles y valiosos que surgen en nuestro mundo para atenuar el dolor de tantos hombres y mujeres, nuestros hermanos. Celebramos el camino de Jesús, su entrega de amor hasta la muerte y resurrección, que para nosotros es promesa de vida.

  • En todas las misas bendición de ramos

  • A las 13.00h. bendición solemne de ramos, seguida de procesión y celebración de la Eucaristía

 

————— oOo —————

 

Avisos parroquiales

  • OPERACIÓN KILO ABRIL. Al coincidir el tercer domingo con el domingo de Resurrección, se traslada al fin de semana del 23-24 de abril.

  • Los días 6, 7 y 8 de abril, tendrán lugar las charlas cuaresmales en la Basílica. Serán a las 19:15 y estarán a cargo de Fray Fernando Vela, O.P.

  • Durante la Cuaresma, habrá predicación en las Eucaristías diarias.

  • Visita al Camarín de Nuestra Señora de Atocha. Este fin de semana, al ser primer fin de semana del mes, estará abierto el camarín después de todas las eucaristías dominicales, incluida la del sábado a las 20:00 horas.