ir a portada

Basílica - Parroquia
Nuestra Señora de Atocha

Documento


I Domingo de Adviento C 2021

27 de Noviembre de 2021

 

Y entonces verán venir al Hijo del hombre en una nube con gran poder y gloria. Cuando empiecen a suceder estas cosas, cobrad ánimo y levantad la cabeza porque se acerca vuestra liberación.

 

SALMO RESPONSORIAL:

A TI, SEÑOR, LEVANTO MI ALMA

 

Comentario a la palabra

La primera parte del adviento orienta nuestra mirada hacia el Señor que un día vendrá a nuestro encuentro. En Navidad celebraremos que ese que vendrá con gloria es el mismo que vino en la humildad de nuestra carne. Pero ahora conviene que nos centremos en lo que toca. Y es hablar de la esperanza en la venida del Señor. Para cada uno, el final de nuestro tiempo es la hora de nuestra muerte, el momento de la salida de este mundo. Pues bien, tenemos que esperar ese momento con paz y serenidad, porque precisamente entonces Dios se nos hará más presente que nunca. Dios nos acogerá con un amor como no hay otro, nos abrazará para no soltarnos nunca de sus manos.

 

El evangelio pone en boca de Jesús una serie de signos apocalípticos que describen el final de los tiempos. Lo importante no son estos signos ni esta literatura, sino el mensaje que quiere transmitir el evangelista a propósito del final de los tiempos. Y el mensaje es de esperanza: este mundo es limitado, lo sabemos, la ciencia nos lo confirma, pero como el final está muy lejos no pensamos en él. Quizás deberíamos pensar que para cada uno de nosotros el final no está tan lejos, puede acontecer en cualquier momento. Pues bien, lo que nos transmite el evangelio es que, sea cual sea el momento y las modalidades del final, a pesar de las apariencias no será un momento caótico ni de desconcierto, pues allí estará esperando el Hijo del hombre con gran poder y gloria. Un podersalvífico, liberador. La venida del Hijo del hombre no provoca miedo, transmite esperanza y seguridad, la seguridad de que bajo el señorío de Cristo reinará la justicia, la paz y el amor.

 

Y mientras tanto, ¿qué hacemos? Este “mientras tanto” es el momento de nuestra vida actual, es nuestro presente aquí y ahora. ¿Cómo vivimos ahora? ¿En consonancia con la esperanza que nos asegura que la meta de nuestra vida es Cristo, o vivimos como si al final de la vida nada fuera a suceder? Tened cuidado, dice el evangelio: nada de vicios ni de preocupaciones por el dinero, no os dejéis arrastrar por lo que nada vale. ¿Cuál debe ser nuestra preocupación entonces? Lo ha dicho claramente la segunda lectura: “que el Señor os haga rebosar de amor mutuo y de amor a todos, para que cuando vuelva acompañado de sus santos, os presentéis irreprensibles ante Dios, nuestro Padre”. Mientras esperamos la vuelta del Señor, debemos explotar al máximo el don del amor en una doble dirección: amor mutuo, o sea, amor fraterno a las hermanas y hermanos de nuestras comunidades cristianas; y amor a todos: o sea, un amor que alcanza también a los que no pertenecen a nuestros grupos, porque si no abrimos nuestros corazones nuestro amor se vuelve patológico . La autenticidad de nuestra esperanza se manifiesta en el amor fraterno. El adviento es un buen símbolo de lo que es la vida cristiana. Una vida en esperanza, en fe y en amor. Los que creemos en Cristo nos pasamos la vida esperando encontrarle y vivimos amando como él nos amó.

 

Fray Martín Gelabert Ballester
Convento de San Vicente Ferrer (Valencia)

www.dominicos.org/predicacion

 

 

Carta de los Pajes Reales de Ntra. Sra. de Atocha:

¡Buenas!
Como viene siendo habitual, desde el equipo de Cáritas Parroquial de nuestra parroquia de Ntra. Sra. de Atocha, nos estamos encargando de ayudar a los Reyes Magos para que ningún niño se quede sin regalo esta Navidad. Los Pajes Reales queremos comunicaros que nuestro objetivo es conseguir regalos para un total de 200 niños aproximadamente.
Estamos seguros de que este año volverá a ser un éxito y que podremos alcanzar el objetivo de regalar tantísimas sonrisas gracias a vuestra colaboración.

- FECHAS: Vamos a recoger regalos todos los fines de semana hasta el 26 de Diciembre. Además, estaremos todos los días de diario desde el 23 hasta el 30 de Diciembre .

- HORARIO: Estaremos en las misas habituales de los sábados y los domingos.
- DÓNDE: Podréis encontrarnos en la entrada al claustro de la parroquia (C/Julián Gayarre, 1).

Os recordamos que recogemos regalos nuevos, por precaución debido a la crisis sanitaria y porque pensamos que los destinatarios se merecen lo mejor que buenamente podamos ofrecerles.

Además, podréis encontrar a la entrada/salida de misa nuestro "Buzón Real" para realizar donativos con los que compraremos todos los regalos que falten.

¡Muchas gracias por la ayuda!